RELACIONES Y PAREJA

¿Repites los errores en pareja una y otra vez?

Llegamos a esta vida a meter la pata incontables veces, el truco está en comprender qué estamos haciendo mal, repararlo y aprender de ello. Pero en algunas ocasiones, en vez de sacar un aprendizaje, se convierte en una conducta repetida ocasionando problemas con tu pareja que podrían tener un lamentable final.

Lo bueno de tener que atravesar por experiencias de adversidad y frustración o enojo tanto con nuestra pareja como con otras relaciones interpersonales es que se puede aprender siempre de las mismas. Bien dice el dicho: ” Lo que no te mata te hace más fuerte”, y es una verdadera oportunidad lograr sacar de todo lo malo algo positivo, pues son estas experiencias las que forjan nuestro carácter y nos convierten en las personas que somos hoy en día.

Sin embargo no todos piensan de igual manera. Muchas personas presentan problemas en relaciones interpersonales -para efectos del post, hablaremos específicamente de las relaciones en pareja- y en vez que aprender de sus equivocaciones y sanarlas para poder seguir hacia delante, se aferran a dicho comportamiento y lo llevan arrastrado con ellos para siempre.

Hay mil y un razones para convencerte de que traer contigo cargas negativas es malo, pero tenemos que recalcar varias veces porque sabemos bien que pueden causar distintos problemas, entre ellos que no logres mantener una relación duradera y saludable. Si no curas los asuntos pendientes que quedaron en tu relación pasada, esos mismos que fueron causantes en gran medida de que la misma se acabara, vas a terminar sentenciando tu nueva relación sin siquiera haber comenzado. Es como vivir en la misma relación en pareja pero cambiar a uno de los protagonistas, recuerda que si es la misma historia, no puedes esperar que termine de una manera diferente.

Sin decir mucho más, aquí te vamos a comentar algunos de los comportamientos que puedes estar teniendo que no son los más adecuados para mantener en una relación en pareja:

Aspirar que tu pareja sea un adivino

relaciones en pareja

Foto vía Envato Elements

Es más común de lo que pensamos que una pareja tenga problemas constantes porque una de las dos partes no concibe que su compañero no pueda pensar igual que ésta, así que opta por molestarse. Suena bastante irónico y absurdo, pero seguro que tú mismo has caído en este problema más de una vez.

Piensa que si todos tuviéramos el don de adivinar las mentes, el mundo andaría muy distinto a como lo hace ahora. Cuando algo pase por tu mente, no te lo guardes para ti mismo y esperes a que tu pareja venga con la respuesta que estás pensando, sé franco y háblale con la verdad. No temas a decir lo que piensas, una relación en pareja saludable debe estar construida sobre una sólida base de respeto y confianza, así que poder comunicarse sin tapujes no debería ser considerada una amenaza para nadie.

No querer ponerse en los zapatos del otro

Otro error frecuente es ese lamentable papel que jugamos todos algunas veces donde tratamos de hacernos víctimas en todo momento de la situación que nos está sucediendo, sin siquiera sentarnos a reflexionar un par de minutos sobre la perspectiva de nuestra pareja. En una discusión siempre hay dos versiones y ambas suelen ser válidas -decimos que suelen serlo pues existen sus casos donde hay una evidente persona irracional, pero esa es harina de otro costal-. Es nuestro compromiso tratar de dejar un poco el ego de lado y preguntarnos por cómo se siente el otro con esta situación que están enfrentando.

Claro que puede ser difícil herir tu propio ego, pero en una relación en pareja feliz no deberías ni dudar un momento en pensar sobre lo que podría estar viviendo tu pareja mientras tú estás atravesando la misma situación desde el otro lado del río.

A las personas nos hace falta a veces humanizarnos más, pues nos puede costar comprender que allá afuera hay puros seres humanos como nosotros, quienes merecen ser escuchados y entendidos. La próxima vez que vayas a tener una discusión en pareja, piensa en lo que puede estar pasando por su cabeza y pide su punto de opinión. En el amor siempre prevalece el amor y el respeto, no existen egos ni mucho menos.

Acostumbrarse demasiado a la comodidad en pareja

problemas en pareja

Foto vía Envato Elements

La rutina es uno de los enemigos principales de toda relación en pareja, y si no aprendemos a domarla, entonces vamos a vernos encadenados a la misma una y otra vez. Sabemos que se lee fácil y hacerlo es otro tema, pero en la medida posible, tanto tu pareja como tú tienen que ponerle las ganas necesarias para no caer en un loop donde se fastidien todos los días de sus vidas de estar juntos.

¡Diviértanse como cuando comenzaron! Planifiquen una salida a la semana para ustedes dos solos, hagan actividades distintas en casa, sean amables uno con el otro, que siempre se mantenga ese misterio y la complicidad entre ambos.

No querer comunicarte

Si algo anda mal, guardarlo para ti mismo no sólo es egoísta, sino también es muy negativo para ti. Todos los seres humanos tenemos la capacidad de aguantar y aguantar hasta que finalmente no podemos más y se termina derrumbando el muro de contención. Si tenemos problemas con nuestra pareja y en vez de comunicarle lo que sea que nos esté molestando o haciendo ruido, decidimos guardarlo para nosotros por temor a que el otro no nos entienda, entonces no sólo estás sentenciando tu relación, sino que además estás poniéndote mucha presión a ti mismo.

En momentos así lo más ideal es abrir nuestro corazón con nuestra pareja y poder sentarse a tener una conversación corazón-corazón, donde sean sinceros y busquen puntos de encuentro donde puedan partir del diálogo, encontrar soluciones adecuadas a lo que les está molestando.

Control freak

inseguridad en parejas

Foto vía Envato Elements

No es normal que busques interponerte en la intimidad de tu pareja con su teléfono, y si estabas buscando que validáramos tu pensamiento, lamentamos decirte que vamos a tener que dejarte sólo esta vez con las ganas. Si vas a estar con alguien por completo, vas a hacerle una promesa de confianza y respeto y viceversa, así que no existe ninguna razón ni lógica aparente para que estés constantemente buscando revisar su WhatsApp, mensajes, correos, dm’s, etc.

No hay nada más decepcionante y fastidioso que una persona que no para de celar sin justificación a su pareja. Tienes que comprender que es un comportamiento muy controlador y que nunca va a ser bien visto o recibido por parte de tu pareja. Si estás con él/ella es porque le quieres y porque confías en que está para ti y solo para ti, más no necesitas saber.

Todos merecemos segundas oportunidades, pero no podemos olvidar que la paciencia de las personas no es eterna y que si seguimos repitiendo algunos de los patrones mencionados anteriormente, es bastante común que nuestra pareja decida dejar de insistir en otros.

Las relaciones en pareja son definidas perfectamente como una montaña rusa: algunos días se está abajo y en otros se está arriba. Lo importante aquí es mantenerse la mayor parte del tiempo contento con tu pareja y no lo contrario. Disfruta del amor que tienes y sigue un consejo clásico que no envejece: Confía y respeta, siempre.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *