RELACIONES Y PAREJA

Los verdaderos peligros de una persona posesiva

Una persona posesiva es realmente peligrosa porque va con la intención disfrazada de protegerte, cuando realmente es la primera fuente generadora de daño en tu vida.

Últimamente se habla mucho sobre las relaciones tóxicas (ya sea en pareja, amigos, familiares, etc) como si fuese una materia novedosa, pero realmente es un problema latente desde siempre, con la diferencia de que con los avances tecnológicos, ahora se nos es sumamente sencillo tener a nuestra disposición la información necesaria para saber cuándo algo no va bien o no es normal. Ya tenemos varios posts en nuestro blog sobre los distintos matices que existen en las relaciones, por ejemplo: Los apegos emocionales en la pareja: Un arma letal para la relación

Estar envuelto en una relación con una persona posesiva puede llegar a ser realmente tormentoso y confuso sin siquiera darnos cuenta. Son personas que maquinan de manera silenciosa los movimientos perfectos para ir controlando tu vida por completo, ¿y la parte irónica? ¡Te hacen creer que sus acciones y actitudes son por tu bien!

Demás está decir que esto no es así y que lo más recomendable siempre es huir mientras puedas de una persona posesiva, pues nada bueno saldrá de ahí. Sin embargo entendemos que puede ser difícil e incluso muchas veces puedes llegar a cuestionarte si se trata realmente de alguien posesivo o no. Para resolver esas dudas que puedas estar teniendo, nosotros te explicaremos a continuación con mayor detalle las características principales de una persona posesiva.

Falta de respeto hacia la pareja

persona posesiva

Foto vía Envato Elements

Es común de una persona posesiva que insista en faltarle el respeto a su pareja de una manera generalmente indirecta. ¿Cómo lo hace? Burlándose de ciertos aspectos del otro, sus ex parejas, sus amistades e incluso de su profesión o trabajo. La manera que tiene de acechar es golpeando el autoestima del mismo para hacerle creer que no hay manera alguna de que pueda conseguirse a una mejor pareja. Esta persona posesiva suele preferir hablar con groserías o sarcasmo.

Celos recurrentes

Ningún tipo de celos está aceptado moralmente, tenemos que empezar dejando muy en claro esto. No existe ningún tipo de razonamiento lógico relacionado con creer que los celos son saludables en una relación porque manifiestan que a una persona le importa otra, ¡no creas ni un segundo que esto es una realidad! Los celos son sumamente destructivos y agotadores. Una persona posesiva suele manifestar celos por actos tan inocentes e insignificantes como mandar un mensaje de texto, alegando que se le está siendo infiel por lo mismo.

Este tipo de personas irá poco a poco restringiendo las libertades de su pareja, y si tiene éxito, llegará a aislarlo de todo contacto social como sus amigos y familiares.

Sientes que has perdido el control de tu vida

relaciones tóxicas

Foto vía Envato Elements

Es común que la persona afectada por el lado posesivo de su pareja sienta que poco a poco se queda sin la capacidad de tomar sus propias decisiones sin tener que pedir permiso a su pareja antes de hacerlo. No nos malinterpretes, es normal que en una relación en pareja se tomen decisiones importantes en conjunto como mudarse a otra ciudad o cambiar de trabajo, lo que sí no es normal ni saludable es que alguno de los miembros se sienta totalmente limitado a hacer cualquier cosa por miedo a que el otro se moleste.

Por ejemplo, no querer comprarse una camiseta o empezar a tomar clases de un idioma diferente por temor a que su pareja no vaya a aceptarlo y pueda generar una pelea.

Una persona posesiva suele dominar perfectamente las artes de la manipulación

Además de posesivos, suelen ser sumamente inteligentes. Estas personas tienen muy en claro que si muestran las garras de manera directa, pueden hacer que su pareja se de cuenta de sus verdaderas intenciones, así que han aprendido a conseguir lo que quieren manipulando al otro. Lo más impresionante de este caso es que aunque no lo creamos, existen muchísimas personas que son sumamente manipulables y ni siquiera se han dado cuenta de lo mismo.

Un ejemplo recurrente en este tipo de situaciones de personas posesivas se da cuando su pareja quiere hacer algo totalmente sano, como por ejemplo ver a sus amigos, y la pareja, sabiendo en sus adentros que es una locura evitar que el otro vaya, empieza a hacer o decir ciertas cosas para convencer a su pareja de que no vaya y se quede con él/ella. La “víctima” no tardará en darse cuenta que ha sido manipulada, pues si estaba convencido de hacer algo y de pronto simplemente su pareja manejó las cuerdas para hacer que cambiara de opinión e incluso se sintiera mal al respecto, es porque en efecto ha sido totalmente manipulado.

Como su nombre lo indica, es totalmente posesiva

persona posesiva

Foto vía Envato Elements

Evidentemente la persona posesiva va a buscar siempre el modo de que su pareja -que viene siendo más bien su víctima- se quede con ella para siempre, y cuando decimos siempre, es siempre. A esta persona no le gusta que su pareja tenga una vida independiente a la misma, por lo que siempre buscará que esté atado al otro. Es así como este tipo de relaciones hacen todo siempre juntos y están todo momento juntos, sin tener momentos para cada uno de manera individual.

Ya hemos dicho otras veces lo importante que es el espacio personal en una relación en pareja. No es posible llevar una relación exitosa si esta persona es absolutamente el centro de tu vida y tu razón de existir. Una vida íntegra no está conformada únicamente por la relación en pareja, también interfieren otros aspectos como la familia, los amigos, la salud, la vida profesional y las finanzas para que así, cuando todo está en equilibrio, la persona pueda tener una vida en bienestar.

Si te encuentras envuelto en una relación con una persona posesiva, o tienes algún ser querido cercano que se encuentra en dicha situación, esperamos esta información pueda servirles para darse cuenta de que no hay manera de que se pueda vivir feliz así.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *