NIÑOS Y ADOLESCENTES

Adolescentes: Meterte en su cabeza para entenderlos

¿Cómo es posible que la persona a la que más amas en este mundo pueda convertirse en tu primer enemigo por un período de su vida? Se les conoce como “adolescentes”.

Ser padres es una de las experiencias más complicadas pero a la vez satisfactorias que pueden vivir las personas -y de adolescentes aun más-. Se trata de crear vínculos con alguien más, ser la figura que guía a estos hijos y que los acobija para asegurarse de que adquieran todas las herramientas necesarias para que pueda desenvolverse apropiadamente en la vida, digamos que eres el Yoda de la vida de tus hijos.

Y así como en Star Wars cuando Luke Skywalker tiene un momento de malcriadez con Yoda, tal cual sucede con los hijos en la adolescencia. Es una de las etapas más temidas por todos pues se ha popularizado la creencia de que los hijos al entrar en sus años “difíciles” -al convertirse en adolescentes- se vuelven completamente unos desconocidos, lo más parecido a un monstruo habitando en tu casa.

Pero tranquilo que esto no tiene que ser una regla. Claro que los adolescentes se comportan diferente a otras personas en distintas edades porque les está tocando encontrarse a sí mismos, su identidad, y es totalmente comprensible que todos estos cambios físicos y mentales terminan cambiando su actitud y comportamiento. Sin embargo, este paso natural de la vida no tiene que ser necesariamente un dolor de cabeza para los padres. Partiendo de esta premisa hemos creado una guía básica de supervivencia a los adolescentes, la cual esperemos resulte muy útil para ti como padre y por ende también para tus hijos.

Esfuérzate en comprender

adolescentes

Foto vía Envato Elements

El hecho de que a ti te parezca una absoluta estupidez los motivos por los cuales tu hijo está haciendo un drama, no significan necesariamente que así lo sea. Cada cabeza es un mundo y los problemas son de talla única. Va a sonar muy cliché lo que te diremos pero la ocasión lo amerita: ¿Acaso se te olvidó que tú también tuviste esa edad?

Hay una película que recomendamos muchísimo para que veas con tus hijos, llamada “Freaky Friday”, donde precisamente tratan con humor el tema de la incomprensión absoluta que puede llegar a haber en una relación entre una madre y su hija “rebelde” adolescente, en la trama una galleta de la fortuna hace que cambien de cuerpo la una con la otra, obligándose a entender en carne propia los problemas que tiene cada una.

Por supuesto que en la vida no podremos cambiar de cuerpo con nuestros hijos adolescentes, pero sí podemos intentar de entender sus razones y motivos. En este camino de entendimiento no sólo le transmitiremos a los adolescentes que los comprendemos, sino que también abriremos la puerta para que de igual manera, ellos nos entiendan a nosotros.

Permíteles ser individuales

Entendemos que puedes sentirte incluso dolido por ver cómo poco a poco tu hijo, la persona que más dependía de ti en absolutamente todo, comienza a dejar de necesitarte tanto. Esta es una etapa de transición para todos los miembros de la familia, pero debemos dejar el egoísmo a un lado y entender que es una bendición que nuestros hijos ya hayan llegado a esa etapa donde pueden comenzar a defenderse por sí mismos.

Ese estereotipo de que los adolescentes son rebeldes no es más que eso, un estereotipo, pues la gran mayoría no son así, sin embargo lo que sí es cierto es que en esta etapa de la vida comienzan a querer independizarse lo más posible, y la manera de hacerlo es alejándose de sus padres. Tendrás que confiar en la formación de valores que le has inculcado cuando estaba niño y tener fe de que tu hijo, con buenos valores, empezará a formar un código de ética y moralista adecuado.

No nos malinterpretes, con esto no queremos decir que es momento de que lo sueltes al mundo y no preguntes por él más nunca, claro que vas a estar pendiente de cómo se desenvuelve en su vida, pero lo harás desde una posición de aliado, no de mandatario. Aquí llega el momento de sincerarte contigo mismo y preguntarte si eres muy controlador, si no le permites estrellarse y experimentar nuevas vivencias, si has generado apegos emocionales en tus hijos cuando estaban pequeños (material buenísimo que hemos explicado mejor en un post), etc.

El respeto sobre todas las cosas

adolescencia

Foto vía Envato Elements

Si como padre te gusta ser respetado, no pienses ni un segundo que a los adolescentes no les gusta lo mismo. Continuando con los puntos anteriores, en una edad donde están definiendo finalmente qué les gusta y qué no les gusta, no los reprimas ni obligues a pensar como tú lo harías. Es momento de que los escuches, los dejes ser y los apoyes en sus decisiones. Al mostrarte de esta manera, tu hijo podrá ver que sientes interés en su forma de pensar, que respetas su individualismo, y por lo tanto él también te respetará a ti.

En una relación de mutuo respeto y comprensión podrán establecer límites sin tener que comprometer por completo la independencia del hijo. Es un ganar-ganar.

Despréndete de los tabúes

Seguro que hay temas que son sumamente incómodos de hablar con los hijos, ¿y si son adolescentes? ¡Más aún! Están en esa edad donde les interesa saber lo que tienes para decirles pero a la vez se sienten incómodos en tocar algunos temas con ellos. ¿La solución? Agarrar fuerzas y atreverte, con tiempo, antes de que sea muy tarde.

La menstruación, los sueños húmedos, la masturbación, la sexualidad en general… No esperes a que acuda a ti con un problema relacionado a alguno de estos temas, informar antes de que suceda. De esta manera, no tendrás a una hija llegando a tu puerta con los nervios de punta cuando vea que está saliendo sangre de su órgano reproductor como la escena de la emblemática película de los 70s, Carrie. Tenemos todo un post donde explicamos de manera extendida el punto de la sexualidad en adolescentes que sinceramente, ES UN TEMA.

Hay que prepararlos para lo bonito, lo feo y lo muy feo de la vida. Si no lo haces tú, ¿quién entonces? Nadie dijo que sería fácil pero verás cómo valdrá la pena animarte a guiarlos.

Sé todo oídos

adolescentes

Foto vía Envato Elements

Si está acudiendo a ti, entonces no lo atosigues con un montón de preguntas que harán que tenga temor a volver a contarte algo, maneja la situación con inteligencia, dale la oportunidad de que diga lo que tiene que decir y luego sí puedes proceder a darle los consejos necesarios. Los adolescentes son muy de “mírame y no me toques”, si le dan la oportunidad a sus padres de entrar, y ven que los mismos aprovechan para tratar de sermonearlos, no dudarán dos veces en cerrar la puerta de la comunicación por completo.

Aprovecha que se siente en confianza para ser comunicativo contigo y crea un vínculo especial con él.

Esperamos que esta guía básica para sobrevivir a los adolescentes te haya sido de utilidad y puedas ponerla en práctica en tu hogar en cuanto antes.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *